sábado, 6 de septiembre de 2008

Sacudida

Divinidad.

Olfato fino para ambiciones celestiales.
Vida inerte de los siglos de los siglos envasa
divinidad envasa divinidad envasa.

Gloria.

Ángeles protegen volando en círculos.
Esquina rectangular del planeta que canta
gloria canta a coro gloria canta.
Ángeles imaginan en caída libre.
Garganta del sórdido cielo que grita
gloria grita a grito pelado gloria grita.

Dios.

El impulso descortés de la inmortalidad.
Fabrica el enjambre de moscas para cultivar a
Dios cultivar a Dios cultivar.
El huerto avaricioso de la pasión.
Bendice el infierno de dioses para engordar a
Dios engordar a Dios engordar.

Hombre.

Flor silvestre de hábitos que ahúman los anteojos.
Resorte que revienta el codo del tiempo.
¿Qué es lo que nos atraviesa la humedad?
La humedad que se aferra a la sacudida del
hombre sacudida del hombre sacudida.

3 comentarios:

chiquitacubana dijo...

...excelente forma de sacar ese anhelo de libertad, que compartimos en el exilio. Un abrazo.
Lamarga

Fábulas del Tiranicida dijo...

Gracias, chiquita.

Anónimo dijo...

DEbo decir que es un poema conmovedor