martes, 29 de diciembre de 2009

Dos ex prisioneros de Guantánamo están detrás del intento de atentado al vuelo 253


Funcionarios estadounidenses acordaron enviar a los dos terroristas de Guantánamo a Arabia Saudita, donde entraron en un 'programa de rehabilitación de la terapia de arte' y fueron puestos en libertad, de acuerdo con funcionarios norteamericanos y de Arabia.

El prisionero número 333 de Guantánamo, Muhamad al-Harbi Attik y número 372, Said Ali Shari, fueron enviados a Arabia Saudita, el 9 de noviembre de 2007, según el registro del Departamento de Defensa. Al-Harbi ha cambiado su nombre a Muhamad Al-Awfi.

Ambos son nacionales de Arabia y han surgido desde entonces en papeles de liderazgo en la rama de Al Qaeda en Yemen, según funcionarios de Estados Unidos y las propias declaraciones de los hombres en las cintas de propaganda de Al Qaeda.

Los dos ex detenidos de Guantánamo son descritos como comandantes militares y aparecen en un video de enero de 2009 junto con el hombre descrito como el principal líder de Al Qaeda en Yemen, Abu Basir Naser al-Wahishi, ex secretario personal de Osama bin Laden.

Lo lamentable de todo esto es que Estados Unidos los liberó, y ahora buscan la manera de aprovecharse de esta generosidad para hacerle daño al país y al mundo, con su obstinada ideología.

Estos señores no entienden otra ley que no sea la de ojo por ojo y diente por diente. No se les puede tratar como presos civiles, que son juzgados en tribunales federales como pretende Obama, ni tenerlos en cárceles en territorio de Estados Unidos. Aislados en Guantánamo, juzgados como lo que son, prisioneros de guerra, animales terroristas despiadados, sin ninguna consideración por la vida.

Estamos en guerra: el mundo occidental contra los bárbaros extremistas del islam. Necesitamos enfrentar y derrotar a una religión intolerante, que pretende aplastarnos a todos los que no pensamos como ellos, porque nos consideran infieles. Que Dios nos libre de Alá.


video

No hay comentarios: