miércoles, 27 de enero de 2010

Obama en su Discurso a La Nación

Fuente: Terra

Luego de un difícil primer año como presidente de Estados Unidos, Barack Obama necesitaba el miércoles reafirmar su liderazgo y recuperar el control de la agenda política en su primer discurso del Estado de la Unión.

Es posible que debamos esperar hasta noviembre, cuando se realizarán las elecciones legislativas que podrían cambiar el equilibrio del poder en el Congreso de Estados Unidos, para ver si tuvo éxito.

Obama puso a los empleos y a la economía en lo más alto de su agenda y desafió a demócratas y republicanos a trabajar juntos en un intento por salvar sus tambaleantes esfuerzos por reformar el sistema de salud y abordar el cambio climático.

A continuación, lo que logró y lo que no consiguió en su discurso:

* Identificar las prioridades. En momentos en que se recupera de una votación en Massachusetts que costó a su Partido Demócrata el escaño en el Senado del fallecido Ted Kennedy, Obama debió usar su discurso para mostrar a qué parte de su agenda se apegará y a cual está dispuesto a renunciar.

Con una lista de tareas pendientes que van desde el calentamiento global a la reforma inmigratoria y la normativa financiera, Obama entregó pocos indicios de haber recortado su lista de políticas prioritarias.

Pero sí les dio un orden. Crear empleos es lo primero, todo lo demás viene después.

Dejó en claro que continuará buscando una reforma a la salud, su máxima prioridad de política nacional el año pasado.

Pero no planteó el tema hasta cerca de la mitad de su discurso, ilustrando el hecho de que el crear empleos está antes en su lista de tareas.

* Admitir errores. Obama dijo que asume parte de la responsabilidad por no explicar sus planes de reforma al sistema de salud los suficientemente bien al pueblo estadounidense.

Dijo que su Gobierno merecía algunos de los reveses que ha sufrido e indicó que perfeccionaría su mensaje en adelante.

Sobre cambio climático, dijo que estaba personalmente interesado en avanzar en un proyecto que se ha estancado en el Senado. Obama ha sido criticado por no involucrarse antes en el tema.

* Fijar el tono. Con un tono jocoso que en algunos momentos fue gracioso, en otros desafiante, Obama intentó mostrar que recuperó su buena onda, a pesar de las recientes derrotas políticas.

* Entusiasmar a su base. Al mencionar causas liberales como el fin de la política "No preguntes, no digas" sobre los homosexuales en el Ejército, Obama entregó algo a sus partidarios de tendencia izquierdistas que se han visto defraudados por los resultados de su primer año en el cargo.

El presidente también reiteró su llamado al bipartidismo.

Los legisladores aplaudieron más de 80 veces durante el discurso, según un conteo informal de Reuters.

* Restar relevancia a las guerra. ¿Recuerda los conflictos en Irak y Afganistán? Obama lo hace, pero no los mencionó hasta el final de su discurso. Mensaje: esperen que su Gobierno se concentre durante el próximo año casi totalmente en la economía.

video

No hay comentarios: