domingo, 31 de enero de 2010

Iglesia católica pide reformas a gobierno de Raúl Castro

LA HABANA,

La Iglesia Católica advirtió que la economía cubana corre el riesgo de colapso y pidió reformas al gobierno de Raúl Castro, quien para enfrentar la crisis impulsa un plan de ajuste, sustitución de importaciones y aumento de la eficiencia y la producción.

"La situación económica de Cuba se ha tornado bastante complicada y con visos de caer en picada (...) se ve ahora enfrentada, debido a sus desequilibrios internos, y atenazada por la difícil situación mundial, a un entorno muy preocupante'', según la nueva edición de la revista "Palabra Nueva'' de la Arquidiócesis de La Habana, encabezada por el cardenal Jaime Ortega, que se distribuye a fines de enero.

La política del Gobierno "ha estado marcada por una falta de definición tanto de perspectiva como de medios, secuestrada por la recentralización ideológica que quiere mantener a toda costa un orden de cosas que ahoga al país''.

"Ahora, enfrentado a la severa crisis mundial, parece hacer aguas y sólo tiene como arsenal de respuesta las afirmaciones utópicas y el reajuste vía reducción fuerte de gastos que puede llevar a un colapso socioeconómico'', según el artículo, del sacerdote y máster en Ciencias Económicas, Boris Moreno.

Tras un crecimiento económico de 1,4% en 2009 -de 6% previsto-, el gobierno admitió una grave crisis de liquidez y proyectó un discreto 1,9% para 2010, con medidas de ahorro, recorte de gasto social, y priorización a las inversiones en sectores que generan divisas.

La revista católica, crítica a menudo con el gobierno, sugirió como medidas de ‘‘mínimo acceso'' la promoción de la pequeña y mediana empresa, seguridad para la inversión extranjera, que el gobierno permita a los ciudadanos "opinar sin que ‘‘implique represalias'', promover las exportaciones, unificación de la moneda, una reforma empresarial y entrada de capitales.

Pero a juicio de Moreno "no se vislumbra ninguna señal'' de los cambios que anunció Raúl Castro tras relevar a su hermano Fidel hace más de tres años y "la desesperanza'' y la crisis podrían "romper la frágil cohesión social''.

Raúl Castro, de 78 años, dice tener conciencia de las esperanzas de los cubanos sobre cambios profundos y rápidos, pero advirtió recientemente que "no puede haber espacio a los riesgos de la improvisación y el apresuramiento'', para preservar el modelo socialista.

El gobierno pide a los cubanos trabajo, disciplina y realismo. "Necesitamos ser exactos, racionales en todos nuestros gastos (...) si no lo hacemos así y empezamos a pedir más y más, llega un momento que no hay más'', dijo el domingo el vicepresidente José Ramón Machado.

La situación que enfrenta la economía cubana (95% en manos del Estado) obedece al arrastre de ineficiencias internas, burocracia y corrupción, a la crisis internacional, las secuelas de tres huracanes en 2008 y el embargo de Estados Unidos, señalan las autoridades.

Pese a que el gobierno busca impulsar la eficiencia con el pago por rendimiento laboral, la productividad decreció 1,1% en 2009. Persiste la burocracia, los robos al Estado para nutrir el mercado negro y el desestímulo porque el salario medio es de 20 dólares al mes, en una sociedad habituada al paternalismo estatal, con salud y educación gratis, y servicios subsidiados.

"Los llamados a trabajar duro y con eficiencia no lograrán cambiar la situación. Las condiciones socioeconómicas de un país no cambian por los discursos o por decretos'', destacó Palabra Nueva.

El gobierno dice tener claro que la prioridad es garantizar la alimentación, por lo que continuará la entrega de tierras ociosas y comenzó en algunas provincias a autorizar pequeñas ventas de productos agrícolas.

viernes, 29 de enero de 2010

Juan Formell: ¿Imbécil o Hijo de Puta? O la Verdadera Historia de un Empleado Doméstico

A propósito de la visita a Miami de Juan Formell y Los Van Van, hay que puntualizar algunas cosas que son claves para entender este fenómeno que no es cultural ni mucho menos, sino netamente político. Y lo primero que hay que preguntarse es si Juan Formell en realidad merece las acusaciones que le hacen desde este lado de Cuba, desde esta otra orilla de la isla que es Miami: comunista, vocero del régimen y cómplice de esa camarilla de gánsteres tercermundista que mangonea a los cubanos desde hace más de medio siglo. La respuesta no es en blanco o negro, porque tiene matices.

Para comenzar hay que dejar claro que Juan Formell no es comunista, en primer lugar porque su ignorancia y su vagancia intelectual son de una aberración tan descomunal (ha confesado que “me gusta leer buenos libros de cocina”), que le imposibilitan entender lo que significa ser comunista, y mucho menos entender lo que es el comunismo, porque eso es algo que no entiende ni la elite de la dictadura castrista. Y es que si Fidel Castro no ha leído El Capital, cómo podemos imaginar que semejante proeza-de paciencia intelectual al menos-, la pueda tener un tipo como Juan Formell, de escasa facilidad para usar el verbo, mínima inteligencia para hacer coros populistas y que gastó todo su talento en desarrollar una mediana habilidad para tocar el bajo-después de oír a bajistas como John Entwistle, Jack Bruce, el mejor Paul Mc Cartney de Come Together y Don´t Let Me Down, Jaco Pastorius o Les Claypool, a los que tanto le debe, Formell sólo es un bajista mediano-, y mucho menos imaginar que lo pueda ser Mayito Rivera, el cantante de Los Van Van, que lo ha declarado abiertamente en un video que circula por internet, desde el capitalismo brutal en el que vive, en Francia, alejado de la miseria de los cubanos.

Juan Formell, y hay que decirlo con pelos y señales, practica la misma ideología que la mayoría de los cubanos: el oportunismo. Y eso lo demostró desde hace más de cuarenta años, cuando después de que Elio Revé lo botó de la Charanga, y con su poder de ñángara lo bloqueó por todos lados para que no pudiera fundar una agrupación (a Revé, connotado chivato y mala persona, ese Dios en el que decía no creer le reservó una muerte atroz), decidió ponerle a su orquesta el nombre de “Los Van Van”, aprovechando que el Loco en jefe, en su delirium tremens, acababa de lanzar la campaña de los diez millones van, y de que van, van, en aras de la zafra de 1970, para que de esa forma lo consideraran con los méritos revolucionarios suficientes, y le dieran los instrumentos musicales que necesitaba. El joven Formell de entonces, que no era bien mirado por su declarada afición por el jazz y el rock norteamericanos, se hacía una limpieza política, se anotaba puntos, y le vendía el alma al diablo, para poder tener su propia orquesta, con la cual llevar a cabo las innovaciones musicales que tenía en mente. Comenzaba así un largo proceso de domesticación, un laborioso y exitoso camino musical, a cambio de la mansedumbre y el servilismo político.

Pero no es hasta finales de la década de los años 80’s, y principio de los 90´s, cuando el castrismo sufre la desbandada de artistas de todo tipo, que la música popular bailable cubana, en detrimento de la música oficialista de la Nueva Trova representada por Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y el entonces recién adquirido adalid Carlos Varela (que decidió coger la ballesta para tirarle a los que se ponían la manzana en la cabeza), retomó la preponderancia que siempre tuvo como expresión cultural en la sociedad cubana, y comenzó a jugar el rol de vocero y cómplice del régimen, debido al enorme poder de convocatoria que tenía en las masas más humildes. El gobierno manejó el boom del populismo musical y sacó a las orquestas de la marginalidad de La Tropical y los carnavales, para darle presencia en las concentraciones políticas masivas. Aprovecharon la auténtica popularidad de las orquestas, para que legitimaran el circo de la batalla de ideas y las tribunas antiimperialistas, ante la caída en desgracia de la llamada vanguardia musical revolucionaria de la música de protesta (aunque algunas orquestas fueron reprimidas por permitirse ciertas osadías: David Calzado bajando en un helicóptero o Manolín hablando de tender un puente entre La Habana y Miami). Y Juan Formell y los Van Van fueron la punta de lanza de uno de los actos de politización de la cultura popular más grande que conozca la cultura occidental, desde que el Imperio Romano le dio dimensión de Estado al Coliseo. Y es que, si en medio del período especial no había pan, se necesitaba más que nunca el circo: Manolín, David Calzado, Pablito FG, Isaac Delgado, NG La Banda, Carlos Manuel, y muchos otros que fueron surgiendo en el camino, se metieron a la arena, a la locura castrista, aunque en los últimos diez años algunos se bajaron del carromato.

Pero en medio de todo esto, Juan Formell vive un drama familiar que lo compromete aún más con el régimen. Su joven hijo, Samuel Formell, se convierte en un asesino-aunque el infame y vulgar marido de Vanessa Formell lo niegue, queriendo desnudarse frente a las cámaras de televisión, pobre anormal. Él y otros dos amigos estrangulan con un cable telefónico a una anciana para robarle y lo condenan a 18 años de prisión. Formell, impulsado por el amor de padre, vende el poquito de dignidad que le queda a Juan Almeida, para que este logre que Samuel sólo cumpla una pequeña parte de su condena, sin tener que estar encerrado en el Combinado del Este, la terrible prisión habanera, donde sólo estaba en el área exterior. Allí un maestro venía todos los días a enseñarle a tocar la batería.

A pocos meses de su crimen, Samuel fue puesto en libertad y se incorporó a la orquesta Los Van Van, para cinco años después pasar a dirigirla, cuando en Octubre del año 2000 (tras una gira por México llena de excesos de droga, sexo, alcohol, varios desplantes y bochornosos ridículos, en el que llegó incluso a dejar a la orquesta tocando sin el emblemático bajo), Juan Formell se quedó dormido tocando el bajo en la clausura del Festival Cervantino de Guanajuato ante miles de espectadores, y a su llegada a La Habana le cedió la batuta de la agrupación, provocando la salida de Van Van de César Pedroso, el Pupi, pianista y alma del grupo, junto con el mítico cantante Pedrito Calvo. Desde entonces Los Van Van son el reflejo de la burda decadencia de su creador, y no han podido hacer en los últimos 10 años nada verdaderamente relevante a nivel musical. Incluso, la incorporación de una voz femenina que no termina de encajar, y de Ardel Rasalp, el hijo del legendario Lele, que no tiene ni las cualidades vocales ni creativas de su padre, han venido a acentuar el poderoso declive de Los Van Van.

Otro elemento clave a puntualizar, se deriva de las declaraciones de Formell a su más reciente arribo a Miami, cuando dijo que “nosotros venimos a hacer música”.

Cantar en Miami no es lo mismo que cantar en Finlandia. En una ciudad en la que viven miles de ex presos políticos y familiares de los miles de fusilados del castrismo, que se presente una agrupación que apoya y defiende al victimario y se complota con él, no sólo es ofensivo, es humillante. Cuando un individuo de tan baja catadura moral como Formell, que dice que él es músico, no político, pero en tribunas abiertas vitorea sin el más mínimo pudor a la hiena de Birán, aparece en Miami, no viene sólo a cantar, viene como embajador del victimario a celebrar una fiesta en las narices de la víctima, y eso, moralmente, resulta intolerable.

La presentación de Los Van Van en Miami no se justifica con el argumento de que vienen a cantarle a la comunidad cubana. El verdadero interés, el verdadero propósito, es aprovechar que el castrismo, en su hambre de dólares, ha tolerado las visitas a Miami (eso en los años de lujo de la sovietización era inadmisible, era una traición), para entrar al mercado norteamericano, el más grande para la música, que es donde realmente hay dinero, y en el que tienes que triunfar si quieres un reconocimiento mundial en la industria musical.

La simple presencia de Los Van Van en Miami ni siquiera se justifica con el ardid de que hay miles de cubanos que ansían verlos. Porque esos cubanos, que se amparan en el presupuesto de que a ellos lo que les importa es la música, no la política, son los mismos que hoy viven en Miami, pero ayer eran de los CDR, del Partido Comunista, de la Juventud Comunista , iban a la plaza a oír los discursos, y hacían trabajos voluntarios, como carneros obedientes, sometidos por la dictadura a la que Formell alaba y representa. Es la misma gentuza amoral, que no acaba de entender que hoy vive en Estados Unidos gracias a que la Ley de Ajuste Cubano lo considera un refugiado político, y que esa ley existe, gracias a esos miles de cubanos que se oponen a la dictadura, a los que dieron su vida y a los que fueron a presidio. Por eso, con toda responsabilidad, y para evitar que eso siga pasando, los legisladores cubanoamericanos en Washington tienen la obligación moral de derogar la ley de ajuste cubano, de manera que el país sólo reciba a los verdaderos refugiados políticos, no a emigrantes económicos que apoyan al castrismo y a sus cómplices. A emigrantes que, en la amoralidad que les ha inculcado el castrismo, crean clínicas fantasmas para defalcar al sistema de salud y luego huyen a Cuba, o utilizan los beneficios de su estatus migratorio para negociar grandes sumas de dinero a cambio de matrimonios fraudulentos.

Seguimos puntualizando. Dice Formell, al parecer bajo los efectos de alguna sustancia psicotrópica: “Hacemos todo lo que podemos hacer para que haya presencia en Cuba de músicos del exilio, siempre y cuando respeten la ideología y venga a hacer música. Tampoco al gobierno de Cuba le interesa gente que venga a decir: ¡Abajo Fidel!”. Como propagandista de mala memoria, tiene principios de veleta. Va según le convenga. Porque antes de que Obama se abriera de piernas con las visas, decía, refiriéndose a los artistas de Miami y al concierto de Juanes en La Habana: “tampoco hay mucha gente a la altura de ese concierto, con figuras mundiales, porque muchos pueden ser conocidos a nivel local en Miami, pero no han llegado, como se dice, a meter un palo mundial, entonces no están en el derecho de estar aquí". Este individuo, para el que apostatar es frívolo, pretende ningunear la calidad de muchísimos artistas del exilio de fama mundial. No señalemos a los que son insignia en Miami o a los que acusan de hacer música comercial (como si la de ellos no lo fuera, o como si eso fuera un delito), sino a algunos como Bebo Valdés, que mantiene un perfil de confrontación bajo, y que es el padre de otro de los voceros y paladines del castrismo, don Chucho Valdés, y al que ni siquiera mencionan en la prensa cuando gana un Grammy.

Vale también aclarar, a aquellos que dicen que el exilio retrógrado divide a los cubanos, que quien dividió y mantiene dividido a los cubanos, entre revolucionarios y gusanos, fue y es el castrismo. Es la dictadura imperante en la isla la que no deja entrar a Cuba libremente a los cubanos; el único gobierno del mundo que le pide visa a sus ciudadanos para entrar a su país; le quita las propiedades cuando emigran; les cobra el pasaporte más caro del mundo; las llamadas telefónicas más caras del mundo; no les permite invertir en su país. Es el castrismo quien tiene bloqueado al pueblo cubano, no el exilio ni el gobierno de Estados Unidos. Y si no fuera por los 300 mil cubanos que han visitado la isla el pasado año, dejando, sólo en esas visitas alrededor de 450 millones de dólares, los cubanos de la isla estarían peor de lo que están. Hoy a buena parte de los cubanos que sobreviven con decencia los mantienen los dos millones de cubanos que están en el extranjero. Y aquellos que no tienen FE (familiar en el extranjero), ni acceso al dólar del turismo, se están muriendo de hambre.

Juan Formell y los Van Van dicen que hay que separar el arte y la política. Y eso, en el caso de Cuba, es completamente imposible, porque en la isla todo está politizado. En la isla todos los artistas que viajan lo hacen a través de instituciones gubernamentales, representando al gobierno. Porque los artistas no son independientes, y los que lo son, ni son invitados a los conciertos por la paz ni les dan tarjeta blanca para salir del país, otra arbitrariedad que sólo existe en la isla. Habría que hacerle entender a Formell que el simple hecho que él venga a Miami, sea entrevistado por el periódico al que su gobernante tacha de estar vendido a la mafia cubana (cuando en realidad más liberal no puede ser) y por los canales de televisión, para que él diga, sin censura, lo que piensa, mientras el camino a la inversa no es posible, demuestra que él, sus vanvaneros y el régimen que representan, son una burda farsa; demuestra que la libertad y la democracia que disfrutamos los cubanos en Estados Unidos son insuperables; y que esa misma libertad y democracia la tengan en Cuba, es a lo que debemos aspirar todos los cubanos decentes de dentro y de fuera.

Tiene razón Díaz Balart cuando dice: "En un momento en que la moribunda tiranía totalitaria de Fidel Castro está aumentando la represión contra los activistas de derechos humanos (...), la Administración Obama ha autorizado la actuación en Estados Unidos del emblemático embajador musical de la tiranía, Juan Formell (…)es un acto de lamentable apaciguamiento de una tiranía terrorista y anti-americana. Es como si Estados Unidos hubiera autorizado a portavoces del régimen de apartheid de África del Sur a actuar en Estados Unidos, durante las últimas etapas de la grotesca existencia de ese sistema”. Y nunca es más sabia la comparación, porque ahora recuerdo la racista canción de Van Van que decía: “La Habana no aguanta más”. Una canción que atacaba la emigración de orientales a la capital. Hoy el régimen le toma la palabra a Formell, y se convierte en el único sistema en el mundo que tiene a los ciudadanos como rehenes en su propio territorio, impidiéndoles la libre circulación, y deportando a los que viven en La Habana sin ser originarios de esa provincia, en lo que tal vez sea el hecho más vil y despótico que gobierno alguno del mundo cometa contra su pueblo. Cuba se ha convertido en La Habana, el resto de los territorios son campos de concentración que imitan la estrategia de Valeriano Weyler.

Todo está dicho. Está es la historia que rodea a un músico que creó una agrupación musical que, en medio del coercitivo y asfixiante ambiente cultural de la isla, se convirtió en un referente, que seguramente no lo hubiera sido, de no ser por las circunstancias que lo propiciaron y cobijaron. Un músico que se convirtió en un empleado doméstico que lava la ropa sucia de una dictadura a cambio de tristes prebendas; en un tuerto que en casa del ciego se ha convertido en rey. Esta también es la historia de Los Van Van, que en estos momentos es una orquesta en decadencia, como el régimen que representan, y su nombre está ahí para recordarnos la historia de un gran fracaso, no el de la zafra, ese apenas fue una escaramuza fallida, sino el de todo un sistema, el de toda una lamentable y larga parte de la historia de Cuba. Los Van Van, como sus patrones, le cantan a los gusanos de Miami (uno con algarabías musicales, otros con gritos que piden que le quiten la soga del cuello), porque quieren los dólares del imperio. Una ejemplar manifestación de su patética dignidad revolucionaria.

Para finalizar, se impone una pregunta: ¿Juan Formell es imbécil o hijo de puta? Yo, que conozco bien a los de su calaña, sé que imbécil no es. Pero usted tiene la palabra.

jueves, 28 de enero de 2010

Muere J.D. Salinger, autor de "Catcher in the Rye"

The Associated Press

J.D. Salinger, el legendario escritor, héroe de los jóvenes y fugitivo de la fama cuyo libro "The Catcher in the Rye" (El cazador oculto) conmocionó e inspiró a un mundo del cual se apartó, ha muerto. Tenía 91 años.

Salinger murió de causas naturales en su hogar el miércoles, dijo su hijo en un comunicado difundido por su representante literario. Desde hacía décadas vivía aislado por propia voluntad en su casa de la localidad de Cornish, Nueva Hampshire.

"The Catcher in the Rye", con su inmortal protagonista adolescente, el rebelde y atormentado Holden Caulfield, apareció en 1951, en plena Guerra Fría, una época de conformismo y angustias. El Club del Libro del Mes, que incluyó "The Catcher" entre sus selecciones, recomendó a "cualquiera que haya criado un hijo" la novela como "una fuente de asombro y deleite - y preocupación".

Enfurecido por todos los "falsos" que "me deprimen al punto de enloquecerme", Holden pronto se convirtió en el más famoso antihéroe de la literatura estadounidense desde Huckleberry Finn. Las ventas de la novela son asombrosas - más de 60 millones de ejemplares alrededor del mundo - y su impacto incalculable. Décadas después de su publicación, el libro sigue siendo una expresión que define el sueño más americano: no crecer nunca.

Salinger escribía para adultos, pero adolescentes en todo el mundo se identificaron con los temas de alienación, inocencia y fantasía de la novela, ni qué hablar de la suerte de tener la última palabra. "Catcher" presenta el mundo como una lucha muy injusta entre la bondad de la juventud y la corrupción de los mayores, un mensaje que sólo se intensificó con la inminente brecha generacional.

El culto de "Catcher" se tornó trágico en 1980 cuando el enloquecido fanático de los Beatles Mark David Chapman asesinó a John Lennon, citando la novela de Salinger como una inspiración y declarando que "este extraordinario libro posee muchas respuestas".

Para el siglo XXI, Holden parecía relativamente blando, pero el libro de Salinger siguió apareciendo en los currículos escolares y discutido en incontables sitios de internet y una página de Facebook.

Otros libros de Salinger no igualan la influencia ni las ventas de "Catcher", pero aún se leen, una y otra vez, con gran afecto e intensidad. Los críticos, al menos por un tiempo, consideraron a Salinger un consumado y atrevido cuentista, con títulos como el clásico "A Perfect Day for Bananafish" de la colección "Nine Stories". La novela "Franny and Zooey", al igual que "Catcher", es una búsqueda juvenil de redención obsesivamente articulada, que incluye una memorable discusión entre Zooey y su madre mientras el protagonista intenta leer en el baño.

"Catcher", narrada desde un hospicio psiquiátrico, comienza con Holden recordando su expulsión de una escuela en Pensilvania por reprobar cuatro clases y por su apatía en general.

Regresa a su casa en Manhattan, donde sus correrías lo llevan a todos lados, desde un hotel en Times Square hasta un carrusel bajo la lluvia con su hermana Phoebe en Central Park. Decide que quiere escapar a una cabaña en el oeste, pero desdeña preguntas sobre su futuro por hipócritas

"The Catcher in the Rye" llegó a ser una lectura tanto obligatoria como limitada, prohibida periódicamente por una junta escolar o por padres preocupados por su lenguaje franco y el irresistible rencor de Holden.

"Estoy consciente de que algunos de mis amigos estarán tristes, o conmocionados, o conmocionados y tristes, por algunos de los capítulos de 'The Catcher in the Rye'. Algunos de mis mejores amigos son niños. De hecho, todos mis mejores amigos son niños", escribió Salinger en 1955, en una breve nota para "20th Century Authors".

"Me resulta casi insoportable darme cuenta de que mi libro se mantendrá en un estante fuera de su alcance", añadió.

Salinger también escribió las novelas "Raise High the Roof Beam, Carpenters" y "Seymour - An Introduction". Su último cuento publicado, "Hapworth 16, 1928", apareció en la revista The New Yorker en 1965. Para entonces era ampliamente considerado un niño precoz cuya actitud se tornó de tierno a insufrible. "Salinger fue la mente más grande que se haya quedado en la escuela secundaria", comentó alguna vez Norman Mailer.

En 1997, se anunció que "Hapworth" se reeditaría como libro, lo que incitó una reseña negativa del New York Times. El libro, en el típico estilo de Salinger, no se publicó. En 1999, el vecino de New Hampshire Jerry Burt dijo que el escritor le dijo años atrás que tenía por lo menos 15 libros escritos inéditos que guardaba en una caja fuerte en su casa.

"Me encanta escribir y les aseguro que escribo con regularidad", dijo Salinger en una breve entrevista con Baton Rouge (Luisiana) Advocate en 1980. "Pero escribo para mí mismo, por placer. Y quiero estar solo para hacerlo".

Jerome David Salinger nació el 1 de enero de 1919 en la ciudad de Nueva York. Su padre era un acaudalado importador de quesos y carnes y la familia vivió por años en Park Avenue.

Como Holden, Salinger era un estudiante indiferente con un historial de problemas en varias escuelas. A los 15 años fue enviado a la Academia Militar de Valley Forge, donde escribía por la noche a luz de linterna bajo las sábanas y con el tiempo consiguió su diploma. En 1940, publicó su primer relato de ficción, "The Young Folks", en la revista Story.

Zelaya, se Acabó lo Que se Daba

video

Los Van Van en Miami

Declaraciones de Juan Formell para El Nuevo Herald

Por ALFONSO CHARDY, VIVIANA MUÑOZ y JUAN O. TAMAYO

El Nuevo Herald

La famosa pero controversial orquesta cubana Los Van Van llegó el miércoles a Miami y su director declaró que está a favor de que los músicos exiliados toquen en Cuba "siempre y cuando respeten la ideología''.

"Nosotros venimos a hacer música'', declaró Juan Formell a El Nuevo Herald en una entrevista exclusiva poco después de que la orquesta, de 25 miembros, llegó para una gira que los llevará a Cayo Hueso, Miami y Puerto Rico.

"Hacemos todo lo que podemos hacer para que haya presencia [en Cuba] de músicos que viven en el exilio, siempre y cuando respeten la ideología y vengan a hacer música'', dijo Formell. "Tampoco al gobierno de Cuba le interesa gente que venga a decir: ‘¡Abajo Fidel!' ''

La gira de la orquesta ha provocado fuertes críticas de algunos exiliados, aunque menos que durante una visita en 1999, cuando manifestantes lanzaron botellas y baterías a los que entraban al concierto en el Miami Arena.

"Esto [la visita] es una concesión injustificada del presidente (Barack) Obama a una dictadura antiestadounidense y terrorista'', dijo el representante federal republicano Lincoln Díaz-Balart.

Formell, de 67 años y defensor público del régimen cubano, también agradeció al gobierno de Estados Unidos por la primera emisión de visas para la orquesta desde el 2003, justo antes de que la administración de George W. Bush hiciera más estrictos los permisos para que grupos culturales cubanos realizaran giras en Estados Unidos.

Cuando se le preguntó sobre lo sucedido a la entrada del lugar donde la orquesta tocó en 1999, Formell dijo que creía que "la audiencia de Miami ha cambiado''.

"Hay más gente joven, gente que ha venido desde los años 90 con otra mentalidad y otro objetivo'', dijo.

Sobre este viaje, agregó: "Nuestro objetivo es contactar con ese público, contactar con Miami, que es una plaza interesante para cualquier músico. Y no está demás confrontar desde el punto de vista autocrítico a qué nivel está la preferencia por Los Van Van. Si les gusta a las nuevas generaciones''.

Formell declinó comentar cuando se le preguntó sobre las quejas de los exiliados de que su hijo Samuel, percusionista de la orquesta, no debía haber recibido la visa de Estados Unidos porque supuestamente participó en un robo en La Habana hace años, en el cual la víctima murió.

No hubo forma de verificar de inmediato si Samuel Formell fue acusado o condenado en el caso, o si las autoridades estadounidenses a cargo de emitir la visa conocen esas alegaciones.

Autoridades federales dijeron el miércoles que no podían comentar sobre la visa de Samuel Formell.

"La información sobre las visas es confidencial'', dijo un alto funcionario del Departamento de Estado. "No podemos comentar sobre casos individuales''.

Los formularios de visa de Estados Unidos por lo general preguntan si el solicitante ha sido "arrestado o hallado culpable de cualquier delito, incluso si ha estado sujeto a perdón, amnistía u otra medida jurídica''.

Tener antecedentes penales pudiera impedir que un extranjero reciba la visa estadounidense, pero no es una descalificación automática. Puede haber una exención en dependencia de la severidad del delito o si el gobierno federal desea permitir la entrada del solicitante, dijo un ex alto funcionario federal que procesaba exenciones de antecedentes penales.

Cuando la persona llega a Estados Unidos, los funcionarios de inmigración en los aeropuertos internacionales o en la frontera toman la decisión final sobre la admisión de la persona. Pero los rechazos son raros, a menos que los agentes tengan información adicional sobre la persona, dijo un ex funcionario federal.

Los Van Van, ganadores del Premio Grammy, tienen planeado presentarse el jueves en Cayo Hueso, el 31 de enero en Miami y el 4 de febrero en Puerto Rico, en una gira organizada por John Henry Cabanas, propietario de C&T Charters, que ofrece viajes fletados a la isla, y quien se confiesa partidario del gobierno de la isla.

La orquesta se creó en 1969, cuando Fidel Castro lanzó una campaña nacional para producir un récord de 10 millones de toneladas de azúcar en una zafra. La cosecha fue un desastre, pero la orquesta de todas formas se quedó con el nombre del principal lema de la campaña: "Los 10 millones van''.

Muere Eduardo Michaelsen, reconocido artista cubano

fsantiago@MiamiHerald.com

El artista Eduardo Michaelsen, que captó el folklore cubano en cuadros naif llenos de color y movimiento, murió el miércoles a causa de fallo cardíaco. Tenía 89 años.

Michaelsen, alto y delgado, jovial y con una barba blanca, salió de Cuba durante el Puente Marítimo del Mariel en 1980, y vivió la mayor parte de su exilio en San Francisco. Su trabajo se exhibió con frecuencia en Miami, donde tenía familiares y amigos.

La muerte de Michaelsen se anunció en un parte de prensa y panegírico firmado por el crítico de arte y poeta Ricardo Pau-Llosa, y divulgado por la Galería Farside, del doctor Arturo Mosquera, que abrió en el 2007 con una muestra homenaje a Michaelsen.

Mosquera, que habló por teléfono con Michaelsen el martes por la noche, dijo que la persona que cuidaba al artista fue quien llamó para dar la noticia. La semana pasada, Michaelsen había sufrido un ataque al corazón, fue ingresado, y después regresó a su casa, donde murió la noche anterior.

"Era un artista original, y muy especial para nosotros'', dijo Mosquera, dentista y coleccionista de arte.

Nacido en Santiago de Cuba en 1920, Michaelsen era el nieto del cónsul alemán en la ciudad, también pintor. Michaelsen era un "bohemio irredento que también era un experto y coleccionista de música, películas y libros, un iconoclasta, fundamental para comprender el arte y la cultura cubanos'', dijo Pau-Llosa. Michaelsen se mudó a La Habana en 1939, estudió sólo durante cinco meses en la Academia de Artes Plásticas San Alejandro, y trabajó en el departamento de restauración del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana. Sin embargo, fue básicamente un autodidacta.

"Mi verdadero maestro fue Walt Disney'', dijo Michaelsen en una pequeña biografía aparecida en Cubanet. "Soy bastante infantil en lo que se refiere a la pintura''.

Mientras su generación de artistas siguió los movimientos de arte modernistas, Michaelsen nunca abandonó su papel como el cronista de las traducciones folklóricas cubanas, y su mezcla de elementos españoles y africanos. Pintaba guitarristas, peleas de gallos, mujeres que servían cafecito, y paisajes rurales. "La obra de Michaelsen es un verdadero arrecife de coral de mitos y sabiduría cubanos; íntima y épica; fluida y erótica, extravagante y lírica, llena de humor y anhelos'', dijo Pau-Llosa.

"Sus cuadros son retratos de la vida onírica cubana, con Cuba concebida como un ánima colectiva''.

Michaelsen realizó exhibiciones personales en Cuba desde los años 60 hasta los 70, pero tuvo problemas con la censura y la represión comunista, y se fue del país durante el Mariel.

Pau-Llosa dijo que su trabajo se exhibió por primera vez en Estados Unidos en la exposición colectiva de INTAR Latin American Art Gallery, en Manhattan, en 1982. Después se incluyó en la exhibición itinerante Outside Cuba/Fuera de Cuba en el Museo de Arte Zimmerli, de la Universidad Rutgers en 1987, y a menudo apareció en muestras colectivas dedicadas a artistas del Mariel.

La escritora cubana Belkis Cuza Malé dedicó un número de su revista literaria Linden Lane Magazine a Michaelsen y a su trabajo. "Es nuestro Chagall'', llamó Cuza Malé al pintor en una columna publicada en El Nuevo Herald.

"Deja atrás un legado inolvidable de una vida dedicada al arte y a la libertad, el último héroe romántico de la Edad de Oro de Cuba'', observó Pau-Llosa.

Gana Juan Villoro el Premio de Periodismo 'Rey de España'

Fuente: NOTIMEX
  • Gana Juan Villoro el Premio de Periodismo 'Rey de España'
Fuente: NOTIMEX

El escritor mexicano Juan Villoro fue declarado este jueves ganador del Premio Internacional de Periodismo 'Rey de España', en su categoría del galardón Iberoamericano, por su reportaje 'La alfombra roja, el imperio del narcotráfico'.

El jurado de los premios consideró que la publicación de Villoro el 1 de febrero de 2009 en 'El Periódico de Catalunya' cuenta con 'calidad, rigor del género de reportaje y clarividencia en la elección del tema'.

El trabajo del escritor mexicano aborda la llamada 'narco-cultura' en su país y de ello, el jurado destacó las perspectivas 'múltiples (plásticas, musicales, literarias, políticas y sociológicas) para analizar el fenómeno del narcotráfico'.

Los premios, que llegan a su XXVII edición, serán entregados en esta capital en fecha por anunciar, en un acto encabezado por el rey Juan Carlos de Borbón.

Además, también fueron declarados ganadores el escritor español Juan José Millás con el galardón 'Don Quijote', por su trayectoria en la que destaca el uso y defensa de la lengua española.

Los periodistas de Televisión Española (TVE) Antonio Parreño y Rosa de Santos, el premio en categoría de televisión, por un reportaje 'Ellacuría, crimen sin castigo' sobre el asesinato de seis jesuitas en 1998 en El Salvador.

En radio se premiará a Nieves Coscontrina, de Radio Nacional de España, por un trabajo titulado 'Acércate al Quijote'.

La periodista brasileña recibirá el premio en categoría de Prensa por su obra 'O isla dos manos' sobre el Islam en Brasil, publicado en la revista 'Epoca'.

En periodismo digital se reconocerá el trabajo de las argentina María Arce y Paula Mercedes Lugones por su trabajo 'Ruta 66, el largo camino a la Casa Blanca' publicado en el diario 'Clarín', sobre el entorno de Estados Unidos con la llegada al poder de Barack Obama.

En categoría de Fotografía, el premio es para el colombiano Manuel Salvador, por su imagen 'La inocencia en medio de la coca', publicada en 'El Colombiano', de Medellín, de niños en una región de producción de hoja de coca.

Los premios son convocados cada año por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Efe.

miércoles, 27 de enero de 2010

Obama en su Discurso a La Nación

Fuente: Terra

Luego de un difícil primer año como presidente de Estados Unidos, Barack Obama necesitaba el miércoles reafirmar su liderazgo y recuperar el control de la agenda política en su primer discurso del Estado de la Unión.

Es posible que debamos esperar hasta noviembre, cuando se realizarán las elecciones legislativas que podrían cambiar el equilibrio del poder en el Congreso de Estados Unidos, para ver si tuvo éxito.

Obama puso a los empleos y a la economía en lo más alto de su agenda y desafió a demócratas y republicanos a trabajar juntos en un intento por salvar sus tambaleantes esfuerzos por reformar el sistema de salud y abordar el cambio climático.

A continuación, lo que logró y lo que no consiguió en su discurso:

* Identificar las prioridades. En momentos en que se recupera de una votación en Massachusetts que costó a su Partido Demócrata el escaño en el Senado del fallecido Ted Kennedy, Obama debió usar su discurso para mostrar a qué parte de su agenda se apegará y a cual está dispuesto a renunciar.

Con una lista de tareas pendientes que van desde el calentamiento global a la reforma inmigratoria y la normativa financiera, Obama entregó pocos indicios de haber recortado su lista de políticas prioritarias.

Pero sí les dio un orden. Crear empleos es lo primero, todo lo demás viene después.

Dejó en claro que continuará buscando una reforma a la salud, su máxima prioridad de política nacional el año pasado.

Pero no planteó el tema hasta cerca de la mitad de su discurso, ilustrando el hecho de que el crear empleos está antes en su lista de tareas.

* Admitir errores. Obama dijo que asume parte de la responsabilidad por no explicar sus planes de reforma al sistema de salud los suficientemente bien al pueblo estadounidense.

Dijo que su Gobierno merecía algunos de los reveses que ha sufrido e indicó que perfeccionaría su mensaje en adelante.

Sobre cambio climático, dijo que estaba personalmente interesado en avanzar en un proyecto que se ha estancado en el Senado. Obama ha sido criticado por no involucrarse antes en el tema.

* Fijar el tono. Con un tono jocoso que en algunos momentos fue gracioso, en otros desafiante, Obama intentó mostrar que recuperó su buena onda, a pesar de las recientes derrotas políticas.

* Entusiasmar a su base. Al mencionar causas liberales como el fin de la política "No preguntes, no digas" sobre los homosexuales en el Ejército, Obama entregó algo a sus partidarios de tendencia izquierdistas que se han visto defraudados por los resultados de su primer año en el cargo.

El presidente también reiteró su llamado al bipartidismo.

Los legisladores aplaudieron más de 80 veces durante el discurso, según un conteo informal de Reuters.

* Restar relevancia a las guerra. ¿Recuerda los conflictos en Irak y Afganistán? Obama lo hace, pero no los mencionó hasta el final de su discurso. Mensaje: esperen que su Gobierno se concentre durante el próximo año casi totalmente en la economía.

video

Los Disturbios del Hambre

video

Sobreviviente en Haití Tras 12 Días Bajo Los Escombros

video

A 65 años de la liberación del horror de Auschwitz

La entrada del campo de Auschwitz bajo su
lema 'El trabajo os hará libres'


Los barracones donde dormían los presos



La desnutrición, la falta de higiene y los trabajos forzados se encargaron de eliminar a miles y miles de presos
A veces, algunos pasajes de la historia pasan haciendo mucho más ruido que otros. A la vez, estos momentos que a la raza humana nos da vergüenza recordar, los enterramos en los más profundo de nuestro recuerdo en un vano intento de no querer mirar a lo que pasó y de alguna forma se hace un recuerdo más lejano del que realmente fue. Hace tan sólo 65 años que se interrumpió la atrocidad en Auschwitz y parece que ha pasado mucho más. Y en realidad no es así. Fue prácticamente ayer.

El campo de concentración de Auschwitz comenzó su actividad el 20 de mayo de 1940. Utilizando los barracones del ejército polaco, los nazis comenzaron a ampliar el complejo para convertir sus instalaciones en una fábrica de trabajo forzoso para todo tipo de intelectuales polacos y miembros de la resistencia polaca. Bajo el famoso lema ‘Arbeit macht frei’ o ‘El trabajo os hará libres’, el campo amplió su abanico de presos y comenzaron a llegar presos alemanes, homosexuales y por supuesto judíos. Ya en 1942, el campo de Auschwitz contaba con 20.000 presos.

En un principio el campo dedicó sus funciones al trabajo forzoso, enfocado principalmente a las fábricas de armas y metalurgia. Tan sólo descansaban los domingos, día que se empleaba para limpiar los lugares de trabajo. Las condiciones de trabajo eran durísimas, lo que sumado a la falta de higiene y a la desnutrición, situaban una tasa de mortalidad muy alta entre los prisioneros. Aunque los nazis tenían otros planes para los internados en el campo.

Hacia 1941, el ejército nazi comenzó la construcción de un nuevo campo de concentración a tan sólo 3 km de Auschwitz, en lo que denominaron como Auschwitz II o Birkenau. Este complejo se enmarcaba dentro de la operación nazi ‘Endlosung’ o ‘Solución Final’. Estaba rodeado de vallas electrificadas y de alambres con púas. El objetivo principal de este nuevo campo, no era el de trabajar sino el de comenzar a realizar las ejecuciones de todo lo que no fuera con el ideal nazi. La locura y la atrocidad humana estaban a punto de comenzar a escribir la historia.

Gitanos, judíos, polacos, rusos o cualquier persona que no fuera ‘aria’ tenía hueco en este campo del horror. Las instalaciones incluían 4 crematorios con cámaras de gas que podían llegar a albergar 2.500 presos cada una, en cada sesión. El genocidio llevado a su extremo más cruel habitaba ya en Auschwitz. El objetivo de esta instalación era el de exterminar.

Bajo el mando de Rudolph Höss, Auschwitz alcanzó su máximo rendimiento, llegando a aniquilar a más de 1 millón y medio de personas en tan sólo 5 años de funcionamiento.

Entre 1943 y 1945 la actividad en el campo de concentración aumentó hasta niveles nunca antes conocidos. El transporte de los prisioneros se hacía por ferrocarril. Los nazis construyeron una vía de tren que entraba directamente en los crematorios de Auschwitz II y en muchas ocasiones, los prisioneros eran ejecutados según abandonaban el tren.

Cuando no importa la condición humana, da igual que sea un niño, una mujer embarazada, un anciano o hasta una niña enferma, da igual que seas judío, polaco, de la resistencia o pacifista. En Auschwitz ni siquiera se respetaron las normas de la guerra, del trato a los prisioneros, y ya ni que decir tiene, el trato a los niños.

El hombre dejó de ser humano en los campos de concentración nazis, a los que le siguieron los campos de concentración de Stalin, donde también se produjeron enormes atrocidades e injusticias.

¿Qué perdimos para poder realizar cosas así?, ¿Qué justificación tienen las barbaridades que se hicieron en aquellos sitios? ¿Dónde está el honor del ejército alemán? ¿Y su humanidad? ¿ Y su moral?

Posteriormente, cuando Auschwitz fue finalmente liberado en 1945, el mundo pudo conocer realmente el alcance de lo que sucedió en lugares como Auschwitz. Experimentos de los médicos de la muerte, amputaciones y tratamientos con torturas y lo que todo el mundo conoce como las cámaras de gas, fueron algunas de las prácticas que los animales nazis hicieron sobre semejantes suyos. Antes que los rusos liberaran el campo, los nazis intentaron destruir las pruebas de su brutalidad, pero tanto los sobrevivientes como la mayoría de las instalaciones utilizadas quedaron intactas.

Finalmente Rudolf Höss fue capturado, deportado a Polonia y ejecutado en la horca en 1947. En la actualidad, el lugar donde murió este criminal es uno de los puntos que se pueden visitar si queremos conocer el horror desde más cerca. Todos los trabajadores del campo fueron perseguidos y juzgados y los que no murieron pasaron largas temporadas en la cárcel.

Hoy se cumplen 65 años de aquel día en el que Auschwitz demostró al mundo que el ser humano a veces, puede ser el animal más peligroso del globo. Para que una situación así no vuelva a repetirse, debemos mantener viva la memoria de los que sufrieron y vivieron aquel brutal trato por parte de los nazis.

Y aunque estemos en la era de Internet y las cosas del pasado las veamos tan lejanas, son muchas las personas que vieron y aún recuerdan aquel horror con sus propios ojos. No fue hace tanto, pero hizo demasiado daño como para que queramos mirar atrás.

Fuente: Hola

Porfirio Lobo asume como nuevo presidente de Honduras

Prensa Asociada

Tegucigalpa.- Porfirio Lobo asumió hoy, miércoles, como nuevo presidente de Honduras en sustitución del derrocado mandatario Manuel Zelaya.

La banda presidencial le fue entregada por el presidente del congreso Juan Arnaldo Hernández en una ceremonia en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, ante representantes de unas 30 naciones, más de 35,000 asistentes y un cordón de seguridad integrado por unos 5,000 soldados y policías.

Juró al cargo colocando su mano izquierda sobre la Constitución sostenida por su esposa Rosa Elena Bonilla, mientras unidades militares disparaban 21 cañonazos desde un cerro cercano y aviones de combate A-37 surcaban el cielo de la capital.

Lobo, de 61 años, es agricultor, ganadero y terrateniente de la extensa provincia de Olancho, al este del país y fronteriza con Nicaragua. Proviene de una rica familia de hacendados y es administrador de empresas graduado de la universidad de Miami.

Con la asunción de Lobo y la prevista salida de Zelaya se vislumbra el fin de la crisis política en que ha estado sumida Honduras desde el golpe. Esa fecha, los militares allanaron la casa de Zelaya, y lo arrestaron y enviaron al exilio a Costa Rica.

Lobo tiene previsto acudir a la embajada de Brasil en Tegucigalpa donde está recluido Zelaya desde el 21 de septiembre, tras su subrepticio retorno al país.

Dijo que iría acompañado del presidente Leonel Fernández, de la República Dominicana, con quien firmó la semana pasada un compromiso para garantizar una salida digna y segura a Zelaya.

Está previsto que los mandatarios y Zelaya, derrocado tras intentar convocar a una constituyente, vayan a la base aérea del aeropuerto internacional Toncontín. De allí volarán Fernández y Zelaya a Santo Domingo.

El canciller brasileño Celso Amorim dijo en Ginebra que "la presencia de Zelaya en la embajada de Brasil ayudó a que hubiera algún diálogo en el país y ayudó a que fuera posible una solución (las elecciones), aunque no sea ideal ni correcta. La solución correcta sería realizar elecciones con el presidente Zelaya en el poder, pero al menos disminuyó el grado de violencia", agregó.

En la víspera, la corte suprema absolvió a los seis jefes militares que ordenaron el operativo en que Zelaya fue repatriado. La noche del martes el Congreso aprobó una amnistía para los delitos políticos y comunes conexos que se le imputaban a Zelaya y que dieron lugar a su remoción del cargo.

"La llegada de Lobo y la salida de Mel (Manuel Zelaya) no resuelve nada. Acá no se arregla nada hasta que se haga la constituyente", dijo Berta Amaya, una maestra jubilada que simpatiza con el derrocado mandatario.

video

martes, 26 de enero de 2010

Talentoso Pintor de Siete Años


video

Estupideces Sobre Fidel Castro. De Dónde salen estos Periodistas




video